/* Hacer el encabezado fijo */ #main-header { position: fixed !important; width: 100%; z-index: 1000; top: 0; transition: top 0.3s; } /* Ajustar el contenido para evitar que se superponga por el encabezado fijo */ #main-content { padding-top: 100px; /* Ajusta este valor según el tamaño de tu encabezado */ }

Este jueves representantes del Ayuntamiento, Ampa, Consejo Escolar, Alumnado y Directiva se reunieron para acordar acciones conjuntas, entre ellas, la petición de una reunión urgente con la Consejería de Educación, Soledad Monzón Cabrera. El derrumbe de un muro ocurrido en diciembre de 2013 mantiene bloqueada una cancha y sus anexos en el Colegio Acentejo, sumándose desde marzo de 2018 el agrietamiento de otro.

 El Ayuntamiento de La Matanza de Acentejo y la comunidad educativa del Colegio Público Acentejo -padres y madres, alumnado y directiva- han acordado, tras casi cinco años de paciente espera, solicitar a la Consejera de Educación y Universidades que de una vez por todas intervenga en el CEIP Acentejo y arregle el muro de contención que desde el 12 de diciembre de 2013 mantiene fuera de servicio una de las canchas deportivas del centro y varios de sus accesos y anexos, como consecuencia del derrumbe sufrido por el citado muro. Desde un primer momento y de forma insistente y sostenida en el tiempo, el Ayuntamiento ha solicitado a Educación que repare los daños, llevándose a cabo en este tiempo numerosas reuniones y visitas técnicas, hasta el punto de elaborarse el proyecto y otorgarse licencia de obras para ejecutar los trabajos. A pesar de ello, los trabajos no han comenzado y curso tras curso desde 2013 el alumnado del centro, profesorado y padres, se ven privados de un equipamiento clave para la actividad en el mismo, un recurso que aportaba calidad y dar cabida, además de a la acción lectiva, al desarrollo de numerosas actividades que enriquecían el curso escolar.

Como consecuencia del derrumbe el área fue vallada por motivos de seguridad, pero la falta de reparación y mantenimiento ha provocado un crecimiento desmesurado de la vegetación que agrava notablemente la seguridad al ocultar las zonas desprendidas y acelerando además el deterioro del conjunto. Además, a este grave problema que está a punto de cumplir 5 años se ha sumado en marzo de este mismo año el agrietamiento de otro muro de contención que linda con una vivienda, un muro que en estos momentos soporta el derrumbe gracias a su apuntalamiento y que espera la visita del personal de la Consejería desde hace meses, a pesar de los informes y requerimientos municipales.

Esta semana, en una reunión y visita a la zona dañada, representantes de la comunidad educativa y el Ayuntamiento acordaron exigir las reparaciones y pedir una reunión urgente con la Consejera de Educación, Soledad Monzón Cabrera.

Ir al contenido