/* Hacer el encabezado fijo */ #main-header { position: fixed !important; width: 100%; z-index: 1000; top: 0; transition: top 0.3s; } /* Ajustar el contenido para evitar que se superponga por el encabezado fijo */ #main-content { padding-top: 100px; /* Ajusta este valor según el tamaño de tu encabezado */ }

Tras varios años de intenso trabajo, del estudio de la mejor opción para que las acciones emprendidas ofrecieran resultados óptimos perdurables en el tiempo, ya se vislumbra la conclusión de las obras que permitirán llevar a nuestras casas un agua de gran calidad. Han sido trabajos de extrema complejidad técnica, que requerían de la toma de las decisiones más acertadas, y que además se enfrentaban a comprensibles incomodidades cotidianas vividas por todos al tratarse de la mejora del agua de consumo diario en nuestros hogares. La calidad de la misma, aunque óptima y conforme a los criterios de consumo vigente, no era la deseable por nuestro Ayhuntamiento y vecinos, dado que su calidad estaba mermada por el antiguo sistema de distribución y en especial por la histórica mala gestión del agua existente en Tenerife. Al llegar a nuestro pueblo, con un pésimo tratamiento desde su lugar de origen, lo hacía con impurezas y altos niveles de fluor. Por ello, y junto a un paquete de medidas de tratamiento local a través de modernos filtros o mejora de redes, se ha trabajado en crear toda una red de recepción, elevación y distribución de agua desde el Canal del Norte a la Balsa de San Antonio, y desde allí a nuestros depósitos. Los trabajos se han desarrollado a la vista de todos, no han parado, han pasado por diversas fases y ahora están a punto de concluir. Es una buena noticia para todos.

Ir al contenido