/* Hacer el encabezado fijo */ #main-header { position: fixed !important; width: 100%; z-index: 1000; top: 0; transition: top 0.3s; } /* Ajustar el contenido para evitar que se superponga por el encabezado fijo */ #main-content { padding-top: 100px; /* Ajusta este valor según el tamaño de tu encabezado */ }

Hemos de tener siempre presente las recomendaciones y advertencias sanitarias. Saber cómo actuar nos puede ayudar a controlar mejor las situaciones que puedan surgir estos días y a prestar ayuda a las personas de nuestro entorno.

  1. AUTO-AISLARSE. En una habitación de uso individual con ventana, manteniendo la puerta cerrada, y, si es posible, baño individual.
    Si no es posible: mantén la distancia de seguridad de 2 metros con el resto de convivientes y extrema la higiene.
  2. MANTENTE COMUNICADO. Ten disponible un teléfono para informar de las necesidades que vayan surgiendo y puedas mantener la comunicación con tus seres queridos.
  3. ¿SENSACIÓN DE GRAVEDAD? Si tienes sensación de falta de aire o sensación de gravedad por cualquier otro síntoma llama al 112.
  4. TELÉFONO DE TU COMUNIDAD AUTÓNOMA. Si no, llama al teléfono habilitado en la Comunidad Autónoma 900.112.061 o contacta por teléfono con el centro de salud.
  5. AUTOCUIDADOS. Usa paracetamol para controlar la fiebre; ponte paños húmedos en la frente o date una ducha templada para ayudar a controlar la fiebre; bebe líquidos; descansa, pero moviéndote por la habitación de vez en cuando.
  6. AISLAMIENTO DOMICILIARIO. Ahora que ya has hecho lo más inmediato, estudia y aplica las recomendaciones para el aislamiento domiciliario e informa a tus convivientes de que tienen que hacer cuarentena.
  7. LAVADO DE MANOS. Asegúrate de que en casa todos conocen cómo hacer un correcto lavado de manos.
  8. SI EMPEORAS. Si empeoras o tienes dificultad respiratoria o no se controla la fiebre, llama al 112.
  9. 14 DÍAS. Se recomienda mantener el aislamiento 14 días desde el inicio de los síntomas, siempre que el cuadro clínico se haya resuelto.
  10. ALTA. El seguimiento y el alta será supervisado por su médico de Atención Primaria o según indicaciones de cada Comunidad Autónoma.
Ir al contenido