/* Hacer el encabezado fijo */ #main-header { position: fixed !important; width: 100%; z-index: 1000; top: 0; transition: top 0.3s; } /* Ajustar el contenido para evitar que se superponga por el encabezado fijo */ #main-content { padding-top: 100px; /* Ajusta este valor según el tamaño de tu encabezado */ }

La mejora de los recursos y servicios prestados a nuestra población en el ámbito social y asistencial condujo, años atrás, al traslado de las dependencias físicas de Bienestar Social y de su personal a la primera planta del Mercadillo del Agricultor, transformando el inmueble original en un amplio espacio para la educación a través del Centro de Estudios y Biblioteca.

Con las nuevas dependencias también se iniciaba el proceso de reenfoque del modelo local de bienestar social, apostando por gestionar el área en conexión directa, tanto en el abordaje como en los escenarios físicos, con otros ámbitos como la formación y el empleo, de manera que junto a las atenciones y recursos que requiriesen los usuarios de los servicios sociales, se les brindará también la oportunidad de beneficiarse de otras estimulantes propuestas capaces de reconducir su situación. Participar en talleres que mejoren nuestras capacidades personales y habilidades sociales, sumarnos a cursos que incrementen nuestro perfil profesional y lo hagan más competitivo gracias a nuevos conocimientos, recibir orientación activa para la búsqueda de empleo o ser testigos de la experiencia como emprendedores de las familias que tienen sus puestos agrícolas y artesanales en el Mercadillo, forma parte de ese nuevo modelo de Bienestar Social en La Matanza.

El siguiente paso ha sido la creación de un órgano interno de coordinación de áreas y recursos municipales, que permitiera profundizar en las acciones con los beneficiaros de los servicios sociales de manera interconectada y transversal, función asignada al Instituto Municipal de Bienestar Social, cuya gestación y consolidación ha ido paralela a la ampliación de espacios físicos y a la redistribución de los mismos, creándose un nuevo archivo, una sala de reuniones y nuevos despachos de atención a los/as vecinos/as. Estos trabajos sobre el espacio físico se han retomado en estos días con una nueva fase, con la que desde el Ayuntamiento se espera poner en uso para Bienestar Social nuevas dependencias a corto plazo.

 

Ir al contenido