/* Hacer el encabezado fijo */ #main-header { position: fixed !important; width: 100%; z-index: 1000; top: 0; transition: top 0.3s; } /* Ajustar el contenido para evitar que se superponga por el encabezado fijo */ #main-content { padding-top: 100px; /* Ajusta este valor según el tamaño de tu encabezado */ }

Los trabajos de cubrición del polideportivo de El Pirul, ubicado junto al Centro Sociocultural del barrio y a equipamientos próximos como el parque infantil y el área de esparcimiento familiar, han entrado ya en su recta final tras la colocación en las últimas semanas de las laminas laterales que complementan la cubierta.

De esta manera ya es posible contemplar con precisión la magnitud y complejidad de los trabajos realizados, así como el especial cuidado puesto a la hora de acometer la actuación preservando el potencial paisajístico que lo distingue de otros espacios deportivos del municipio.  En este caso, la cancha emerge en un paisaje de castaños y a pocos metros del comienzo de la zona de pinar, por lo que desde el Ayuntamiento se insistió en compatibilizar la necesidad y ventajas de cubrir la cancha con el poder continuar disfrutando desde ella del paisaje, evitando crear un compartimento cerrado y aislado del entorno. La solución “inclusiva” ha venido de la mano de un sistema de laminas que protege al usuario en la cancha de las inclemencias del tiempo a la vez que permite una ventilación y visibilidad perfectas.

Con esta primera acción de techado se aumentará la funcionalidad de la instalación deportiva existente, de 1432 m2, facilitando su uso reglado en torneos y formación, o bien lúdico y libre, con independencia de las condiciones meteorológicas de lluvia o calor excesivo. Además, los trabajos han permitido ganar otros espacios para su uso complementario.

 

Ir al contenido